Historiam Tuam Sapere Aude

Blog dedicado a la Historia de España, Europa y el Mundo desde la Antigüedad hasta la Edad Contemporánea

  • Suscríbete si quieres estar al día de lo que pasa en el blog, de nuevos posts, cambios etc. Se agradecen las suscripciones!
    Tu e-mail:

    Únete a otros 670 seguidores

  • Temas más populares en las últimas 48 horas

  • Little Wing – Steve Ray Vaughan

Tema 6 – La Reconquista

Posted by Ignacio Cabello en 28 diciembre, 2011


1. — Formación de los reinos peninsulares.

FORMACIÓN DE ASTURIAS, LEÓN CASTILLA

El reino de Asturias nació en el 718, cuando los nobles visigodos refugiados en las montañas del Norte, eligieron a Don Pelayo para reinarles, quién se negó a pagar el tributo a los musulmanes. Él ganó la batalla de Covadonga en el 722, hecho decisivo para la historia de España, porque este hecho inició la Reconquista.

Los sucesores de Pelayo continuaron con el reino, trasladaron la capital a Oviedo y ampliaron el territorio. La máxima extensión la alcanzaron con Alfonso III, quien en el 893 cambió la capital del reino a León, y así el reino pasó a llamarse Reino de León.

Al mismo tiempo, en la parte oriental del reino, se creó un condado, el Condado de Castilla. Este condado se llamó así por la cantidad de castillos que había en el lugar. A mediados del siglo X, con Fernán González, el condado se independizó de León, y poco tiempo después quedó sometido al reino de Pamplona, pero después de la muerte del gran monarca pamplonés Sancho III el Mayor en el año 1035, su hijo Fernando se hizo rey de Castilla. Durante dos siglos, los reinos de Castilla y León, fueron dos reinos distintos que se unieron y separaron varias veces, hasta que Fernando III el Santo unió los dos reinos en el 1230 y se creó la Corona de Castilla.

CONDADOS Y REINOS PIRENAICOS

Los francos también se asustaron con la llegada de los musulmanes a Hispania, y reforzaron la frontera en la cara sur de los Pirineos, creando la Marca Hispánica. Desde finales del siglo VIII los francos organizaron este territorio, y aparecieron los condados aragoneses, los catalanes y las tierras de Pamplona. Sólo ejercieron un dominio duradero sobre los condados catalanes, porque Pamplona y los condados aragoneses se independizaron al poco tiempo.

El primer territorio en independizarse de los carolingios fue el de los condados aragoneses, Aragón, Sobrarbe y Ribagorza

El siguiente fue el de Pamplona. Los habitantes de este reino consiguieron echar a los musulmanes a finales del siglo VIII, y después los carolingios les sometieron hasta que muy poco tiempo después, en el año 830, Íñigo Arista expulsó a los carolingios y se proclamó rey de Pamplona. Sus sucesores ampliaron el reino y Sancho III alcanzó la máxima extensión del reino, con el dominio de Castilla, Aragón, Pamplona Sobrarbe y Ribagorza, territorios que luego repartió entre sus hijos de esta manera:

El último, fue el territorio de los condados catalanes, que se independizaron en el 978, cuando Borrel II se rebeló contra los francos y convirtió el territorio en hereditario.

2. — Reconquista y repoblación.

LOS CINCO RÍOS

He llamado así este punto, porque la Reconquista se dividió en distintas partes, en avances que iban pasando por los cinco grandes ríos de España: el Duero, el Ebro, el Tajo, el Guadiana y el Guadalquivir. Aparte, también se pueden distinguir dos partes, la de dominio musulmán, y la de dominio cristiano. La de dominio musulmán va desde el 722, hasta el 1031, fecha en que cae el Califato y se divide en taifas. En esta, los cristianos estaban arrinconados y no atacaban, sólo se defendían, y que sobreviviesen fue un milagro. La de dominio cristiano fue a partir del 1031. Como las taifas no estaban bien organizadas, sus reyes pagaban unos impuestos llamados parias a los cristianos para que no les atacasen, pero el avance cristiano fue imparable. En esta etapa se puede hablar de los cinco ríos:

Reconquista del valle del Duero, siglos IX-X. Alfonso III de León, consiguió llevar la frontera de su reino hasta el Duero. Esto fue fácil y rápido gracias a que este valle estaba muy despoblado, porque los bereberes fueron los que se establecieron allí después de la conquista, y los conflictos posteriores con los árabes les obligaron a huir. En cambio, los condados aragoneses y catalanes no pudieron porque por esas zonas había muchas ciudades musulmanas y por tanto mucha población y tropas.

Avance castellano hasta el Tajo, siglos XI-XII. A raíz de la desaparición del Califato el Reino de Castilla conquistó el valle del Tajo y en el 1085 reconquistaron la ciudad de Toledo. Después de este gran acontecimiento protagonizado por Alfonso VI, llegaron los almorávides a la península.

Avance hasta el Ebro, siglos XI-XII. Los reinos de Pamplona y Aragón bajo el mando de Alfonso I el Batallador consiguieron ampliar sus territorios hasta el río Ebro. En el 1118, conquistaron Zaragoza, y los condados catalanes, conquistaron Tortosa en el 1148.

Recuperación del valle del Guadiana, siglo XIII. Después de la batalla de las Navas de Tolosa, la Corona de Castilla conquistó Extremadura y el valle del Guadiana con Fernando III como principal protagonista.

El valle del Guadalquivir, siglo XIII. Fernando III, también llevó a cabo varias conquistas como la de Sevilla en el 1247, o la de Jaén en el 1247.

A la vez que esta conquista del Guadalquivir, Jaime I de Aragón, conquistó Mallorca y Valencia; Portugal se independizó de Castilla y conquistó el Algarve llegando hasta Foro.

Después de las conquistas de Fernando III, Castilla tuvo problemas internos que impidieron conquistar Granada, hasta que Alfonso XI organizó una cruzada contra Granada. Esta, recibió ayuda de parte de los benimerines, un pueblo de África, quien fracasó en el 1344, cuando los castellanos conquistaron Algeciras. Entonces perecía que iban a conquistar Granada, pero la Peste Negra, impidió la conquista final que tendría lugar en el 1492, con los Reyes Católicos.

REPOBLACIÓN

Conforme se fueron reconquistando tierras de al-Andalus, se fueron repoblando. Un grupo de repobladores fue el de cristianos del Norte y algunos visigodos que se refugiaron allí a principios del siglo VIII. Ellos fueron los creadores de los primeros reinos. Principalmente repoblaron el valle del Duero. El otro grupo fue el de los mozárabes huidos de al-Andalus en los siglos IX y X. Ellos aportaron dos cosas importantes a los cristianos del Norte. Una fue el aumento de población, haciendo posible la repoblación de las conquistas. La otra fue su espíritu de resistencia, porque eran gente resistente y curtida por los musulmanes. Los reyes cristianos dirigieron las Reconquista y organizaron la repoblación mediante tres sistemas:

Presura. Este método consistía en que el primero en llegar a una tierra se la quedaba con la condición de trabajarla, cultivarla y protegerla. Este sistema se dio sobre todo en el valle del Duero en los primeros tres siglos de la Reconquista. La ventaja fue que los repobladores eran libres, pero la desventaja fue que tenían que protegerse a sí mismos, y esta época fue la más dura de la Reconquista, porque Almanzor saqueaba todos los años algunas ciudades del Norte, y los que sufrían estas consecuencias eran estos repobladores.

Repoblación Concejil. Este lo aplicaron los concejos entre el Duero y el Tajo y en el Ebro en los siglos XI y XII. Como esta zona estaba muy poblada tuvieron que venir grandes grupos de colonos, los concejos. Estos colonos formaron pueblos y pequeñas ciudades, y los reyes les concedían fueros y cartas de poblamiento para incentivar a más colonos.

Repartimientos. Esta forma de repoblar se aplicó en Extremadura, la Mancha, Andalucía, Baleares y en Levante en los siglos XIII y XIV. Consistía en que los reyes premiaban a los nobles y órdenes militares que participaron en la Reconquista repartiéndoles latifundios.

3. — La Corona de Castilla en los siglos XIV y XV.

CRISIS ECONÓMICA Y SOCIAL DEL SIGLO XIV

Los siglos XII y XIII, habían sido de gran expansión económica, pero en el siglo XIV llegó la Peste Negra, que afectó a toda Europa incluida la Corona de Castilla. Aquí provocó una crisis económica y social. Al disminuir la población, el número de campos cultivados también bajó. Como los señores se vieron afectados por esta caída de la producción reaccionaron de dos formas:

– Presionaron a los reyes y consiguieron más tierras engrandeciendo sus señoríos.

– Endurecieron el trato con los campesinos e impusieron nuevos impuestos. Esto produjo una serie de revueltas campesinas.

En las ciudades, se extendió la miseria entre las familias más pobres, y enseguida la gente acusó a los judíos de acaparar riquezas. A finales del siglo XIV, las juderías fueron asaltadas (pogromos).

LA DINASTÍA TRASTÁMARA

En los siglos XIV y XV, fueron frecuentes las peleas entre nobles y con los reyes. Pedro I el Cruel, que reinó desde el año 1350 hasta el 1369, se enfrentó a la nobleza que se sublevó varias veces, y además se apoyó en la burguesía. Favoreció a la artesanía textil, haciendo que la mayoría de la lana se quedase en el reino y que no fuese a los Países Bajos.

Alfonso XI, tuvo con María de Portugal un hijo legítimo y heredero, Pedro I; pero con su amante Leonor de Guzmán tuvo nueve hijos y una hija. Uno de sus hijos fue Enrique, futuro Enrique II de Trastámara, quien se opuso a su hermano con el apoyo de la nobleza y la Iglesia. Así, tras unos años de guerra civil, Enrique venció a su hermanastro en el castillo de Montiel, y se coronó rey de Castilla. Con él, se inició la dinastía Trastámara, a la que perteneció Isabel la Católica.

En la izquierda, Pedro I el Cruel; y en la derecha Enrique II el de las Mercedes.

Durante el siglo siguiente de reinado de los Trastámara, los conflictos con los nobles permanecieron en la Corona de Castilla. Castilla vivió una época de debilidad por parte de los monarcas, que en muchas ocasiones estaban manipulados y controlados por hombres cercanos, como Álvaro de Luna, hijo bastardo del sobrino del ”Papa” Pedro de Luna, Benedicto XIII y valido de Juan II de Castilla. Otro fue el marqués de Villena, Juan Pacheco que dominó a Enrique IV y estuvo en contra de Isabel I mucho tiempo.

4. — La Corona de Aragón en el siglo XV.

LA DINASTÍA TRASTÁMARA

A la muerte sin descendencia del rey Martín el Humano en el 1410, se reunieron en Caspe representantes de Aragón, Cataluña y Valencia para elegir a un sucesor. Había dos candidatos, uno era el conde Urgel y otro era Fernando de Antequera, un hermano de Juan I de Castilla. Eligieron a Fernando, quien se convirtió en Fernando I de Aragón. Sus sucesores continuaron la expansión por el Mediterráneo. Su nieto Fernando II se casó con Isabel I de Castilla y se unieron las dos coronas.

CONFLICTOS SOCIALES Y LA GUERRA CIVIL

La crisis demográfica y económica afectó también a la Corona de Aragón, sobre todo a Cataluña, donde hubo conflictos, en el campo y en las ciudades:

En el campo, los payeses se rebelaron contra los nobles que anteriormente habían endurecido el trato con los campesinos con el impuesto de la remensa.

En las ciudades, concretamente en Barcelona, los artesanos y pequeños comerciantes arruinados por la crisis crearon un partido llamado Busca y se enfrentaron a la oligarquía municipal, a su vez apoyada por la Biga.

Estos conflictos provocaron una guerra civil entre la oligarquía catalana, apoyada por la Biga, la nobleza y el clero; y Juan II, apoyado por los payeses y la Busca. Esta guerra duró diez años, hasta el año 1472. Después, el problema de las remensas, perduró hasta que en el 1486, Fernando el Católico dictó la Sentencia de Guadalupe, acabando con el problema.

5. — Reinado de los Reyes Católicos.

En el 1469, se unieron en matrimonio Fernando II, rey de Sicilia y heredero de la Corona de Aragón e Isabel de Castilla, hermanastra de Enrique IV, y jurada sucesora legítima en el año 168, en Guisando.

En el 1479, Fernando heredó la corona de su padre, e Isabel se impuso definitivamente, después de una guerra civil, como reina de Castilla. La unión de las dos coronas, fue sólo dinástica, porque cada una conservó sus fronteras, moneda, leyes e instituciones.

Isabel y Fernando, los Reyes Católicos, pretendieron unir bajo su cetro todos los territorios de la Península, y aparte casaron a sus hijos con príncipes y princesas de otros reinos.

– Política con el Reino Nazarí de Granada. Mantuvieron una guerra de diez años, hasta que en el 1492, Boabdil les entregó las llaves de la ciudad.

– Reino de Navarra. Se había aliado con Francia, pero fue invadido por un ejército castellano (1515), y se incorporó a Castilla conservando sus leyes.

– Portugal. Sus hijas Isabel y María se casaron sucesivamente con el rey portugués. Esto dio fruto cuando Felipe II heredó el reino de Portugal.

– Austria. Casaron a sus hijos Juana y Juan con Felipe y Margarita. Del matrimonio de Juana y Felipe nació el futuro Carlos V (I de España).

– Inglaterra. Casaron a Catalina con Enrique VIII para neutralizar a Francia.

Aparte, desarrollaron un importante papel en la política europea y orientaron su política en dos direcciones:

La primera, fue el Mediterráneo, donde Aragón había sido muy importante. Aquí se conquistó Nápoles en el 1505, cosa que sirvió para frenar a los franceses. También ocuparon algunas plazas como Orán, Melilla o Bugía. Así frenaron a los berberiscos.

La otra dirección fue hacia el Atlántico, donde conquistaron las Islas Canarias y posteriormente descubrieron América.

6. — La vida en los reinos cristianos de Hispania.

ECONOMÍA

Agricultura. En la etapa de dominio musulmán, hasta el siglo X, la agricultura fue de subsistencia porque las tierras del Norte eran pobres. Se usaban herramientas y métodos de cultivo, como el barbecho, muy rudimentarios. Cuando la Reconquista avanzó, los cristianos se apoderaron de tierras muy ricas, el valle del Ebro, del Guadalquivir, y Levante. En la zona montañosa la agricultura no era productora, así que en las montañas había ganadería. En la zona Mediterránea se cultivaba trigo, la vid y el olivo. En la zona Mediterránea de regadío (Levante, el Ebro y el Guadalquivir) se cultivaban todo tipo de árboles frutales y hortalizas. Esta última era la zona más productiva.

Ganadería. En Castilla se desarrolló mucho la ganadería ovina, concretamente las ovejas de raza merina, unas ovejas provenientes del Norte de África que tenían mucha y muy buena lana. Los reyes de Castilla dieron preferencia a esta ganadería antes que a la agricultura, y Alfonso X creó el Honrado Concejo de la Mesta en el 1273. La Mesta era una organización que controlaba y regulaba la trashumancia y el tránsito del ganado ovino por las cañadas de Castilla, principalmente por la leonesa y la segoviana. En verano las ovejas subían a los prados del Norte y en invierno bajaban a las llanuras de Extremadura y el sur de Castilla.

Artesanía. Hacia el siglo XIII, los gremios se establecieron en la parte cristiana de la península. Los artesanos de cada ciudad fabricaban lo que iban a vender en su mercado local. Sobre todo, destacó la industria textil de la Corona de Aragón. En Castilla, pasó lo contrario, se dedicaban a producir lana y a exportarla a Flandes e Inglaterra. Esto fue así porque para los reyes castellanos, era mejor, ya que los mercaderes ingleses o flamencos tenían que pagar peajes cada vez que entrasen o saliesen de Castilla.

Comercio. La Corona de Aragón, con Barcelona a la Cabeza desarrolló un comercio marítimo muy importante. Los productos que vendían eran paños de lana, aceite, corales para hacer adornos, armas y papel fabricado en Valencia. A su vez, compraban cereales, especias y tejidos de seda. Para proteger esta gran actividad comercial, crearon los consulados, una especie de embajadas, en los que había un cónsul que resolvía problemas con los mercaderes.

A raíz de este desarrollo comercial se creó una gran flota militar que además ayudó a la expansión territorial por el Mediterráneo, y así, Aragón dominó militar y económicamente el Mediterráneo occidental.

En Castilla abundaron las ferias. La de Medina del Campo fue la más importante y allí iban los mercaderes europeos a comprar la lana castellana. En Burgos, vivían muchos mercaderes extranjeros que llevaban la lana a los puertos del Cantábrico y desde allí a las ciudades de Europa. Sevilla se convirtió en un enclave comercial ya que estaba en una posición muy buena de la ruta atlántica.

SOCIEDAD

Los reinos peninsulares se diferenciaban entre ellos por la extensión o la población. Entre sus habitantes había diferencias, de religión, de raza y de idioma. A partir de estas diferencias se crearon distintos grupos sociales que a su vez se subdividieron según la situación económica:

Nobleza. Dentro de este grupo, estaban la alta nobleza (condes, duques y marqueses) y la baja nobleza (infanzones e hidalgos). Una causa de esta división fue la ley del Mayorazgo, que decía que las familias de la alta nobleza no podían repartir sus tierras, sino que las tenía que heredar el primogénito. Normalmente, los segundones se iban al clero o a la guerra. Esta división se dio en los siglos XII, XIII y XIV; y en la parte de Hispania que más alta nobleza había era el centro y el sur.

Clero. El alto clero estaba formado por los obispos y abades, y el bajo clero por el resto.

Pueblo llano. En las ciudades se dio con la burguesía. La alta burguesía eran los mercaderes, los banqueros ricos, algunos cambistas etc., y la baja burguesía era un grupo formado por artesanos, transportistas y la gente pobre. En el campo se empeoró la calidad de vida de los campesinos. Al norte del Duero, la mayoría de los campesinos eran libres y propietarios de sus tierras, pero con el tiempo los nobles endurecieron el trato con ellos, se apoderaron de sus tierras y los campesinos pasaron a ser villanos. En el centro de Castilla, en Aragón y en Cataluña, los nobles se apoderaron de sus tierras, y los campesinos se convirtieron en siervos, siervos que se podían hacer libres pagando la remensa, un impuesto muy caro. A estos campesinos convertidos en siervos los catalanes les llamaban payeses. En el siglo XV, Fernando II el Católico liberó a todos los payeses.

Judíos. Vivían en las juderías dedicándose a la ciencia, la medicina, al comercio y a la banca. La mitad de la población judía de Europa vivía en España, y al principio vivieron muy bien.

Mudéjares o moriscos. La mayoría de estos musulmanes vivían en el campo, en Valencia, en Baleares, en Andalucía y en el sur de Aragón. La minoría vivía en las ciudades, en las morerías.

GOBIERNO

Monarquía. Los reyes hispánicos tuvieron más poder y autoridad que los demás reyes europeos gracias a la Reconquista. En Castilla los reyes tenían todo el poder, y esto era indiscutible, en cambio en Navarra o Aragón, el poder del rey dependía de pactos. En estos reinos, había personas que plantaban cara al rey y le obligaban a respetar las instituciones y las leyes, al contrario que en Castilla, y así el rey se comprometía a respetar los fueros y las Cortes y sus súbditos a ayudarle.

Cortes. En Hispania, las Cortes venían del Aula Regia. Esta institución era visigoda, y estaba formada por dos brazos, el eclesiástico y el militar. A partir del siglo XII, los reyes añadieron otro brazo, el brazo real, los burgueses. Los reyes les dejaron participar para contar con su apoyo, pero en Aragón, las Cortes limitaron el poder del rey. En Aragón había cuatro cortes, una por cada reino, que se reunían con el rey por separado, y no podían aprobar leyes o subsidios que importasen a toda la Corona de Aragón sin el apoyo de las cuatro Cortes. Se creó la Diputación General, un organismo permanente formado por representantes de los tres brazos que vigilaba que los reyes cumpliesen las leyes votadas. En Castilla, como el rey tenían todo el poder, las Cortes eran sólo consultivas.

Municipios. Las ciudades consiguieron al autogobierno, y al principio los vecinos podían participar en la comuna, pero luego el patriciado urbano se hizo con el poder. En Castilla, el patriciado urbano estaba formado por los hidalgos, y por eso los reyes de Castilla inventaron el cargo de corregidor, un segundo alcalde. En Aragón la burguesía controlaba las ciudades y los burgueses consiguieron prohibir (hasta el siglo XV) la intervención de los nobles en el gobierno de las ciudades. En Barcelona, la burguesía gobernaba con el Consejo de Ciento, cien ciudadanos honrados.

LA CULTURA EN LOS REINOS CRISTIANOS

Hasta el siglo XI, la cultura en los reinos cristianos se limitó a los monasterios y catedrales, pero luego se difundió gracias a Alfonso X y al Camino de Santiago.

Camino de Santiago. Al descubrirse la tumba del apóstol Santiago, peregrinos de toda Europa se dirigieron allí. Por el camino, los reyes hispánicos facilitaron el paso a los peregrinos con posadas, albergues, hospitales etc. Esto fue muy bueno, porque toda la gente que peregrinó a Santiago llevó algo de cultura como arte, lenguas o literatura. Así, se unieron muchas culturas, e Hispania, enriqueció la suya. También ayudó a la integración de Hispania a Europa, ya que con la invasión musulmana se separó un poco del resto de la Cristiandad Occidental.

Lenguas romances. Son todas las lenguas derivadas del latín, y era la forma vulgar de hablarlo. El latín de verdad, era una lengua culta que era usada por la Iglesia o en ceremonias solemnes. Hacia los siglos IX y X, estas lenguas se habían formado, y en Hispania se hablaba el gallego, el portugués, el asturiano, el leonés, el navarro-aragonés, y el catalán. A partir del siglo XII, estas lenguas romances se convirtieron en cultas. Hubo des personajes muy importantes, uno fue el rey Alfonso X el Sabio, quien escribió poesía, libros de historia, y obras religiosas. Las escribió en castellano y en gallego, la lengua que estaba de moda en la poesía. Ramón Llull, el otro personaje, escribió obras religiosas y filosóficas en catalán.

Universidades. Aparecieron en los reinos cristianos en el siglo XII fundadas por los reyes. Eran centros de estudio en los que se impartía la enseñanza superior. Estaban en las ciudades.

Centros de traductores. Eran lugares donde se traducían libros de otros idiomas. El más importante fue el de Toledo, fundado por Alfonso X. Junto a los scriptoria de los monasterios, fueron los encargados y responsables de conservar y difundir los conocimientos y las obras literarias de la Antigüedad y de la época.

Alfonso X el Sabio, rey de Castilla desde el 1252 hasta el 1284. Aportó mucho a la cultura castellana.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
DE REBUS MATRITENSIS - EPISODIO I

Un blog para los que quieran disfrutar de todo lo que Madrid puede ofrecer.

Urban Idade

Memorias de las redes urbanas

España mi natura; Italia mi ventura; Flandes mi sepultura

Hombres de valor innato, forjaron con sangre y fuego, glorioso Imperio Hispano, como linde el orbe entero.

cinealdesnudo.wordpress.com/

"Dicen que no encajo en este mundo. Francamente, considero esos comentarios un halago. ¿Quién diablos quiere encajar en estos tiempos?" (Billy Wilder)

Acisum y Enic

Nuestra visión de la música y el cine.

A %d blogueros les gusta esto: