Historiam Tuam Sapere Aude

Blog dedicado a la Historia de España, Europa y el Mundo desde la Antigüedad hasta la Edad Contemporánea

  • Suscríbete si quieres estar al día de lo que pasa en el blog, de nuevos posts, cambios etc. Se agradecen las suscripciones!
    Tu e-mail:

    Únete a otros 669 seguidores

  • Temas más populares en las últimas 48 horas

  • Little Wing – Steve Ray Vaughan

Tema 5 – al-Andalus, la España Musulmana

Posted by Ignacio Cabello en 27 diciembre, 2011


1. — Historia de al-Andalus 711-1492.

LA CONQUISTA 711-719

Hispania, en manos de los visigodos, estaba en una guerra civil entre familias nobles y el hijo del rey Witiza, Agila II. Este pidió ayuda a los musulmanes para vencer a Rodrigo, su adversario, quienes en el 711 desembarcaron en la península y acabaron con el ejército de Don Rodrigo, el último rey visigodo muerto en la batalla del Guadalete. El ejército musulmán estaba formado mayoritariamente por bereberes y por algunos árabes, y dirigido por Tarik, quién desembarcó en Tarifa y derrotó a Rodrigo en la batalla del Guadalete en el 711. Como los visigodos estaban muy debilitados, los musulmanes se lanzaron a la conquista y en ocho años conquistaron toda la península menos la costa del Cantábrico.

Allí en Asturias se refugiaron un grupo de cristianos visigodos liderados por Don Pelayo, persona que inició la reconquista. Él hizo resistencia, y ganó la batalla de Covadonga en el 722. Hubo muchas crónicas de la época, y había diferencias entre las cristianas y las musulmanas:

Dice Isa Ibn Ahmand al-Raqi que en tiempos de Anbasa Ibn Suhaim al-Qalbi, se levantó en tierras de Galicia un asno salvaje llamado Belay [Pelayo]. Desde entonces empezaron los cristianos en al-Andalus a defender contra los musulmanes las tierras que aún quedaban en su poder, lo que no habían esperado lograr. Los islamistas, luchando contra los politeístas y forzándoles a emigrar, se habían apoderado de sus país hasta que llegara Ariyula, de la tierra de los francos, y habían conquistado Pamplona en Galicia y no había quedado sino la roca donde se refugia el rey llamado Pelayo con trescientos hombres. Los soldados no cesaron de atacarle hasta que sus soldados murieron de hambre y no quedaron en su compañía sino treinta hombres y diez mujeres. Y no tenían que comer sino la miel que tomaban de la dejada por la abejas en las hendiduras de la roca. La situación de los musulmanes llegó a ser penosa, y al cabo los despreciaron diciendo “Treinta asnos salvajes, ¿qué daño pueden hacernos?”. En el año 133 murió Pelayo y reinó su hijo Fáfila. El reino de Belay duro diecinueve años, y el de su hijo, dos.

Crónica musulmana de Al-Maqqari

Alqama entró en Asturias con 187.000 hombres . Pelayo estaba con sus compañeros en el monte Auseva y que el ejército de Alqama llegó hasta él y alzó innumerables tiendas frente a la entrada de una cueva. El obispo Oppas subió a un montículo situado frente a la cueva y habló así a Rodrigo: “Pelayo, Pelayo, ¿dónde estás?”. El interpelado se asomó a una ventana y respondió: “Aquí estoy”. El obispo dijo entonces: “Juzgo, hermano e hijo, que no se te oculta cómo hace poco se hallaba toda España unida bajo el gobierno de los godos y brillaba más que los otros países por su doctrina y ciencia, y que, sin embargo, reunido todo el ejército de los godos, no pudo sostener el ímpetu de los ismaelitas, ¿podrás tú defenderte en la cima de este monte? Me parece difícil. Escucha mi consejo: vuelve a tu acuerdo, gozarás de muchos bienes y disfrutarás de la amistad de los caldeos”. Pelayo respondió entonces: ” ¿No leíste en las Sagradas Escrituras que la iglesia del Señor llegará a ser como el grano de la mostaza y de nuevo crecerá por la misericordia de Dios?”. El obispo contestó: “Verdaderamente, así está escrito”. […] Tenemos por abogado cerca del Padre a Nuestro Señor Jesucristo, que puede librarnos de estos paganos […]. Alqama mandó entonces comenzar el combate, y los soldados tomaron las armas. Se levantaron los fundíbulos, se prepararon las ondas, brillaron las espadas, se encresparon las lanzas e incesantemente se lanzaron saetas. Pero al punto se mostraron las magnificencias del Señor: las piedras que salían de los fundíbulos y llegaban a la casa de la Virgen Santa María, que estaba dentro de la cueva, se volvían contra los que la disparaban y mataban a los caldeos. Y como a Dios no le hacen falta lanzas, sino que da la palma de la victoria a quien quiere, los caldeos emprendieron la fuga…

Crónica cristiana de Abelda recogida en las Crónicas de Alfonso III

Todos los nobles, excepto este pequeño grupo, se convirtieron al Islam para poder conservar sus poderes y posesiones; y los campesinos simplemente cambiaron de señor feudal sin importarles demasiado.

Pero, ¿cuáles fueron las razones de esta fácil y rápida conquista?

En primer lugar, las tropas musulmanas estaban compuestas en mayoría por bereberes, un pueblo del Sahara que recientemente se había islamizado, por lo que estaban muy fervorizados, y muy ”motivados”.

También fue porque los visigodos estaban muy divididos (debido a la monarquía electiva), por lo que no presentaron mucha resistencia.

Una muy importante fue el respeto que los musulmanes tenían hacia los judíos y cristianos, ya que se les permitía seguir practicando su religión a cambio de pagar un tributo especial. Los cristianos que vivían en el territorio musulmán eran los mozárabes, y los que se islamizaban eran muladíes.

Otra razón fue que los musulmanes usaron capitulaciones para conseguir la rendición de las ciudades y de los nobles. Muchos nobles firmaron estas capitulaciones para poder conservar sus bienes y poderes.

“En el nombre de Dios, clemente y misericordioso. Escritura otorgada por Abd-al Aziz Ben Musa a Theodomiro ben Cobdux. Que se aviene a capitular (…) con la condición de que no se impondrá dominio sobre él ni sobre ninguno de los suyos, que no podrá ser cogido ni despojado de su señorío, que ellos no podrán ser muertos ni cautivados (…) ni violentados en su religión, ni quemadas sus iglesias (…). Su capitulación se extiende a siete ciudades, que son: Orihuela, Valentila, Alicante, Mula Bigastro, Ello y Lorca (…).”

Pactos entre musulmanes e hispano-godos, 713.

EMIRATO DEPENDIENTE DE DAMASCO 711-756

Las tierras de al-Andalus conquistadas por los musulmanes se convirtieron en una provincia más del califato de Damasco. Dentro de este emirato, los musulmanes aplicaron la misma organización que usaba el imperio musulmán, dividiéndose en coras gobernadas por un walí. Durante esta etapa abundaron las guerras, algunas internas entre árabes y bereberes y otras con los cristianos del norte. En el 722, fueron derrotados por primera vez en la península en la batalla de Covadonga por Don Pelayo. Diez años después, fueron frenados por Carlos Martel en la batalla de Poitiers.

EMIRATO INDEPENDIENTE 756-929

En el 750 los abasíes destronaron a los califas omeyas, y mataron a todos menos a uno, que huyó a al-Andalus, donde pensó que tendría aliados, como el emir nombrado por su familia. Pero cuando llegó a la península ya no estaba dicho emir, sino que había uno nuevo nombrado por los nuevos califas. Al final, en el 756 consiguió proclamarse Abd al-Rahmán I, emir de Córdoba. A partir de este emir, al-Andalus dejó de obedecer a Bagdad políticamente.

Esta etapa se caracterizó por los problemas internos que hubo:

– Uno era el intento de una familia muy poderosa, la de los Banu Qasi (descendientes de un cristiano, Casio), de independizarse de Córdoba desde el valle del Ebro.

– Otro fue causado por Omar Ben Halsun, que se rebeló durante treinta años contra Córdoba desde la sierra de Ronda.

También los cristianos del norte aprovecharon estos problemas internos para consolidar sus núcleos de resistencia, que se convirtieron en reinos, el de Asturias y el de Pamplona.

CALIFATO DE CÓRDOBA 929-1031

En el siglo diez parecía que el emirato se iba a romper a causa de esos problemas internos y externos. A pesar de esto, Abd al Rahmán III, se impuso a todos sus rivales internos y se nombró califa de Córdoba, y dejó de obedecer religiosamente al califa de Bagdad. A partir de ahora, los califas de Córdoba, ejercieron el poder absoluto y estaban apoyados por un gran visir, por los walíes, y por un equipo de jueces, los cadíes. Esta tercera etapa de al-Andalus fue la de más esplendor, y la ciudad de Córdoba se convirtió en la ciudad más grande de occidente con más de medio millón de habitantes. Los sucesores de Abd alRahmán III mantuvieron el esplendor, pero su nieto Hixam II cadió el poder a su gran visir, Al Mansur. Almanzor se convirtió en dictador durante treinta años, cosa que pudo hacer gracias al ejército de mercenarios que tenía a su disposición, que cada año hacía una expedición violenta saqueando ciudades, llamada razzia.

REINOS DE TAIFAS 1031-1212

Después de Almanzor, ningún califa pudo mantener firme al-Andalus, y los walíes se pelearon en una guerra civil llamada fitna, que comenzó con la muerte de Sanchuelo, el hijo de Almanzor, y que acabó con la deposición de Hixam III, dando lugar a la nueva etapa, en la que al-Andalus se dividió en taifas.

A pesar de esta división del territorio, al-Andalus siguió siendo rico, pero los cristianos presentaban un peligro muy fuerte, porque al estar dividido, no tenían fuerzas, así que pidieron ayuda a los almorávides, un pueblo moro que había creado un imperio musulmán muy radical, el imperio almorávide. Estos norteafricanos llegaron en el 1086, y consiguieron ganar a los cristianos en la batalla de Sagrajas, y consiguieron unificar las taifas, pero sólo frenaron a los cristianos momentáneamente, y entonces llegaron los almohades, otro pueblo parecido. Estos llegaron en el 1145, volvieron a unir las taifas, y ganaron a los cristianos en Alarcos. Aún así, los cristianos de Hispania se unieron contra los almohades en la batalla de las Navas de Tolosa, en el 1212, y gracias a esta batalla los cristianos reconquistaron todo al-Andalus menos la taifa de Granada.

REINO NAZARÍ DE GRANADA 1237-1492

A partir de la batalla de las Navas de Tolosa, en 1212, los cristianos conquistaron en veinte o treinta años todas las taifas menos la de Granada, en la que se estableció la dinastía nazarí. Este reino abarcó más reinos que el de Granada, quedando así el mapa de al-Andalus:

Este reino sobrevivió durante dos siglos y medio más, gracias a que pagaba tributos a los reyes cristianos; a que era un reino muy rico, porque mantenían un comercio muy activo con muchas ciudades, porque eran unas tierras muy ricas y que su población era muy alta. También fue gracias a su posición geográfica, situado en las costas del Mediterráneo y muy cerca de los musulmanes, y que estaba protegido por las cordilleras béticas. Aún así, en el 1492 después de un largo asedio, el rey Boabdil entregó las llaves de la ciudad a los Reyes Católicos. Los nazaríes se trasladaron a Marruecos, y la mayoría de la población se quedó en España. Algunos se hicieron cristianos, y los demás fueron expulsados en 1069 por Felipe III.

2. — Vida en al-Andalus.

ECONOMÍA

Al-Andalus se diferenció económicamente del resto de las tierras de occidente, porque en los siglos VIII y XI, alcanzó un gran desarrollo económico basado en la agricultura y en el comercio y la artesanía. Por el contrario, en la cristiandad, la economía se basaba casi completamente en la agricultura y ganadería, pero en al-Andalus no, ya que practicaban el trabajo del campo y el urbano al mismo tiempo.

Agricultura. Los musulmanes siguieron cultivando los mismos productos que se habían cultivado siempre en la península, el trigo, la vid y el olivo. Además de estos productos, los musulmanes introdujeron el arroz, los cítricos, la morera, el lino, el cáñamo y el esparto. También algunos árboles frutales. Aparte, volvieron a usar las viejas técnicas romanas como el regadío, las acequias y los embalses, pero las usaron más intensamente, produciendo mucho así desarrollaron un comercio de alimentos muy importante.

Minería. Muchas de las minas romanas se habían dejado de usar, y fueron los musulmanes quienes las volvieron a poner en uso. Sobre todo extrajeron de las minas hispánicos hierro, oro, plata, y extrajeron sal de las salinas. También introdujeron nuevas técnicas. La minería fue uno de sus fuertes económicos en el comercio.

Artesanía. Esta fue muy variada, y se dedicaron sobre todo a producir tejidos, cerámica, vidrio, papel y cuero. Toda esta artesanía ayudó al crecimiento urbano.

Comercio. El comercio andalusí, era mucho más activo que el del resto de ciudades europeas. Por un lado comerciaban internamente en al-Andalus con productos agrícolas y artesanales. Este comercio se practicaba en los zocos y en los bazares. Además al-Andalus se convirtió en un gran centro de intercambio entre Europa y el mundo musulmán. Los andalusíes compraban esclavos, oro, marfil, especias y seda; y vendían productos artesanales y agrícolas. Gracias a este comercio se difundió la moneda musulmana, el dinar de oro y el dírhem de plata.

LA CIUDAD HISPANO-MUSULMANA

En al-Andalus, al contrario que en las demás ciudades de la Cristiandad, las ciudades tenían mucha importancia, y buena parte de la población vivía en ellas. Estas eran el centro de la actividad económica, el centro administrativo y el centro cultural.

Todas ellas presentaban la misma estructura. La ciudad estaba dividida en dos grandes partes, la medina y los arrabales:

– Medina. Era la parte de la ciudad que estaba amurallada, el centro de la vida pública.

– Alcazaba. Era la fortaleza de la ciudad, que se encontraba en su parte más alta.

– Mezquita principal. Aparte de ser el lugar de oración, en ellos se daban avisos políticos, donde la gente quedaba para hablar etc.

– Las principales calles. Estas desembocaban en la mezquita, y a lo largo de ellas había un zoco, los bazares, el alcázar, los baños (termas), y alguna universidad.

– Arrabales. Estos eran barrios que estaban fuera de las murallas, y podían ser juderías, barrios cristianos, o simplemente barrios de artesanos de un mismo oficio. En ellas solía haber grandes mercados, y era el lugar de intercambio de productos.

El plano de las ciudades era totalmente irregular, ya que las calles no tenían ninguna dirección clara, eran muy estrechas y laberínticas. Al contrario que en una ciudad cristiana, la gente no tenía vida pública, hacían vida familiar privada en sus casas.

LA SOCIEDAD ANDALUSÍ

La sociedad en al-Andalus, era muy variada, y había gente de distintas procedencias. Musulmanes. Este grupo a su vez se dividía en tres. En primer lugar estaban los árabes y sirios, que eran la minoría, pero fueron los más poderosos, quienes ocupaban los cargos políticos, y quienes se quedaron con las mejores tierras. Otro grupo fue el de los bereberes, que eran la mayoría de los conquistadores musulmanes. Ellos venían de Marruecos y de Argelia, y fueron marginados, a partir de la conquista dejaron de ser importantes y de tener privilegios. Normalmente eran humildes, y unos pocos fueron señores feudales de tierras no muy buenas. El tercer grupo fue el de los muladíes, antiguos cristianos que se convirtieron al Islam. Con el tiempo este grupo fue la mayoría de la población musulmana de al-Andalus.

Cristianos y judíos. Estos fueron los invadidos. Los cristianos andalusíes eran los mozárabes, quienes vivían en las ciudades dedicándose al comercio y a la artesanía. Al principio, se les permitía practicar su religión pagando un impuesto, pero a partir del siglo IX fueron perseguidos por los musulmanes, quienes querían forzarles para que se convirtiesen al Islam. Los cristianos entonces huyeron al norte para refugiarse con el resto de los cristianos. El otro grupo era el de los judíos, que se les permitió practicar su religión hasta la llegada de los almorávides y almohades. Ellos vivían en las ciudades dedicándose a la artesanía, muchos al comercio, otros a la banca, y otros se convirtieron en importantes médicos, científicos o poetas. Al igual que los mozárabes, huyeron al norte.

Esclavos. Estos eran de muchos orígenes. Muchos eran africanos, y otros muchos eran eslavos. La mayoría de ellos se estableció en Levante.

Como en al-Andalus se juntaron tantas razas y religiones, no hubo una convivencia pacífica, sino una coexistencia, y vivieron sin llevarse bien. Había discriminaciones raciales y religiosas, de parte de los musulmanes a las ”Gentes del Libro”. Al principio los musulmanes les permitieron practicar su religión, pero como la gente muchas veces se convertía al Islam, los musulmanes se hicieron mucho más numerosos, y el trato con los cristianos y judíos se endureció, y los musulmanes les pusieron límites.

3. — Cultura de al-Andalus.

Al-Andalus, se convirtió en la puerta hacia Occidente de la cultura oriental y de la cultura clásica, transmitida por los musulmanes.

En esta época, desde el siglo VIII, los centros más prestigiosos estaban en Bagdad, en El Cairo y en Damasco, y desde ellos llegaron a Córdoba los libros y conocimientos de la Antigüedad que los musulmanes tradujeron, y desde al-Andalus a todo Occidente. Ellos transmitieron distintas cosas:

La filosofía griega de Aristóteles, que fue estudiada por Averroes y Maimónmides.

La medicina, botánica y farmacología, alcanzaron un gran desarrollo. Allí, los médicos eran de muchos lugares, sobre todo judíos, como Avicena.

Los números arábigos, traídos de la India.

De China, trajeron la pólvora, y los pasos para hacer el papel.

En navegación, introdujeron la vela latina, perfeccionaron el timón, mejoraron la brújula y trajeron el astrolabio.

Lengua árabe. Al principio, la lengua andalusí era de origen latino, pero el árabe era la lengua culta, era la usada en el gobierno, en el comercio, y en la poesía. Poco a poco el árabe se convirtió en la lengua predominante.

En términos de arte, destacaron los mosaicos geométricos como los de la Alhambra, los jardines con fuentes y regaderos de agua, los arcos lobulados y de herradura como los de la Mezquita de Córdoba, el uso del dorado en la decoración de paredes y el relleno de todo espacio. Esto último, no dejar espacios vacíos, era porque tenían miedo al vacío, miedo al desierto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
DE REBUS MATRITENSIS - EPISODIO I

Un blog para los que quieran disfrutar de todo lo que Madrid puede ofrecer.

Urban Idade

Memorias de las redes urbanas

España mi natura; Italia mi ventura; Flandes mi sepultura

Hombres de valor innato, forjaron con sangre y fuego, glorioso Imperio Hispano, como linde el orbe entero.

cinealdesnudo.wordpress.com/

"Dicen que no encajo en este mundo. Francamente, considero esos comentarios un halago. ¿Quién diablos quiere encajar en estos tiempos?" (Billy Wilder)

Acisum y Enic

Nuestra visión de la música y el cine.

A %d blogueros les gusta esto: