Historiam Tuam Sapere Aude

Blog dedicado a la Historia de España, Europa y el Mundo desde la Antigüedad hasta la Edad Contemporánea

  • Suscríbete si quieres estar al día de lo que pasa en el blog, de nuevos posts, cambios etc. Se agradecen las suscripciones!
    Tu e-mail:

  • Temas más populares en las últimas 48 horas

  • Little Wing – Steve Ray Vaughan

Tema 4 – La Baja Edad Media

Posted by Ignacio Cabello en 27 diciembre, 2011


1. — Grandes cambios en Europa

A raíz de la caída del Imperio de Carlomagno y de una nueva oleada de invasiones bárbaras, Europa se sumergió en el feudalismo, un sistema basado en la vida rural del campo. De este modo, el poder político y económico recaía sobre aquel que poseía grandes latifundios, pues la economía estaba basada principalmente en la agricultura y la ganadería. En consecuencia, los privilegiados de dicha sociedad feudal eran los nobles propietarios de castillos y feudos y sobre los monasterios.

Europa llevaba un par de siglos regida por este sistema feudal, pero a partir del siglo XI las cosas empezaron a cambiar. El mapa de Europa quedó mínimamente estabilizado, se llevaron a cabo grandes avances y mejoras en el campo agropecuario, mejoró la economía, la población aumentó exponencialmente, y como guinda del pastel, hubo un éxodo masivo del campo a las ciudades, que entraron en un periodo de prosperidad.

LA EUROPA DE LOS SIGLOS XI, XII, XIII Y XIV

Los principales reinos se consolidaron. El mapa de Europa, cambiaba muy frecuentemente, pero ahora no. En el centro de Europa se formaron Francia y el S.I.R.G. Los normandos se establecieron en el norte de Francia y crearon el ducado de Normandía, en Inglaterra y en Sicilia. En la península Ibérica la reconquista seguía, con los reinos de Aragón, Navarra, Castilla y Portugal. En el este de Europa, los eslavos ya eran cristianos y formaron reinos (Hungría, Polonia, Bohemia, Serbia y Bulgaria). Algunos de estos reinos se hicieron ortodoxos.

CAMBIOS EN LA AGRICULTURA

En los siglos XI y XII se difundieron nuevas técnicas y herramientas dentro del campo agrícola que aumentaron y rentabilizaron la producción en gran medida:

- El arado de vertedera o normando. La cuchilla que araba la tierra era de hierro y era desigual, por lo que penetraba mejor. Este nuevo arado también incluía la collera y las herraduras de clavos. Con estas novedades se pudieron usar caballos para arar, ya que eran más rápidos y resistentes que los bueyes. También se le añadieron ruedas, y así el agricultor no tenía que llevar el peso del arado.

Un arado de vertedera medieval

- La rotación trienal. Consistía en dividir la tierra en tres parcelas distintas, que cada año estarían dedicadas a algo diferente, según un sistema de rotación. El primer año, había en una parcela trigo (o cualquier tipo de cultivo), en la segunda legumbres, y la tercera se dejaba en barbecho, para que la tierra reposase y recuperase nutrientes. Al año siguiente, la primera parcela se dejaría en barbecho, la segunda albergaría trigo, y la tercera legumbres; y al año siguiente, la primera tendría legumbres, la segunda barbecho y la tercera trigo. Así se conseguía una mayor rentabilidad de la tierra, pero fueron necesarias la selección de semillas, y una mayor cantidad de abono.

Modelo del funcionamiento de la rotación trienal

- El molino de agua. Previamente se conocía sólo el molino de viento, y aunque aparentemente sean igualmente útiles, el molino de agua supone un avance respecto al anterior. Un molino de viento está sujeto a la situación meteorológica, es muy sencillo si no corre el viento, las aspas no se mueven. Además, por aquel entonces Europa era una extensión muy frondosa y estaba plagada de bosques. De este modo, eran pocos los lugares en los que el viento soplaba con fuerza. El molino de agua fue una revolución por esto, porque si bien éste también está sujeto a una fuerza de la naturaleza, el agua y los ríos son abundantes por todo Europa, y como bien hemos visto, ya desde las primeras civilizaciones surgidas hacia el 3.000 A.C., el ser humano tiende a asentarse y crear núcleos urbanos a orillas de ríos, en zonas fértiles. Con esto quiero decir que la mayoría de las aldeas y pueblos medievales contaban con su propio río, donde podían construir magníficos molinos de agua.

Jornaleros trabajando en un molino de agua de la época

Además de estas innovaciones técnicas, hubo una mejora del clima, creándose unas condiciones propicias para los cultivos, de modo que la agricultura comenzó a rentar más y la producción aumentó.

Al aumentar la producción alimenticia, se rompieron los esquemas de autosuficiencia del feudalismo, pues en las casas comenzaron a sobrar alimentos, y dichos excedentes podían ser intercambiados o destinados a la venta en los mercados, las ferias o incluso en las resurgentes ciudades. ¡Estaba renaciendo el comercio! La abundancia de alimentos fomentó el comercio, práctica que se había perdido debido a la ruralización de la población tras la caída del Imperio Romano y la llegada de los invasores nórdicos. Las ciudades crecieron, y se convirtieron en grandes centros de intercambio de productos tanto agrícolas como artesanales.

CAMBIOS DEMOGRÁFICOS

Gracias al aumento de la producción agrícola, las hambrunas disminuyeron, y la gente pudo disponer de los alimentos básicos necesarios además de dietas más completas gracias al crecimiento del comercio. Consecuentemente, la tasa de natalidad comenzó un proceso de crecimiento de la que la sociedad actual puede tener envidia, y la esperanza de vida fue mayor. En cualquier caso, la población creció lentamente llegando a duplicarse a comienzos del siglo XIV, aumento que se vio frenado en 1348 por la llegada de la Peste Negra, que diezmó la población europea.

Debido a este aumento demográfico, el paisaje se vio gravemente afectado, pues fue necesario cultivar más tierras y construir nuevos lugares para vivir. Para extender el terreno poblado hubo que talar bosques, desecar pantanos y marismas, repoblar aldeas abandonadas y destruidas por la guerra, y ganar tierra al mar construyendo diques y cegando dichas zonas.

El comercio urbano y la oportunidad laboral en las ciudades animaron a miles de campesinos que no tenían sin trabajo debido al crecimiento de la población a migrar a las ciudades, donde tenían más posibilidades de encontrar trabajo y de mejorar socialmente.

De nuevo, vemos que todos estos cambios confluyen en un mismo punto y es la repoblación y la reaparición de las ciudades. Éstas recuperaron su importancia y florecieron convirtiéndose en la característica principal de la Baja Edad Media.

EL RENACER DE LAS CIUDADES

Ya desde la crisis del siglo III en el Imperio Romano, la gente había emigrado al campo, y el comercio y la artesanía perdieron importancia. De este modo, la población europea durante los primeros siglos de Edad Media fue en su mayoría rural y campesina, y las pocas ciudades que había tenían poquísima población pues su función principal no era la residencial, sino la administrativa y la política.

A partir del siglo XI y gracias a la prosperidad agrícola, al aumento de población y a la recuperación del comercio, las ciudades de origen romano recuperaron su importancia, y en ellas surgieron los burgos. Estos eran barrios dedicados a la producción artesanal y al comercio de dichos productos y de los alimentos traídos del campo.

Además de las ciudades de origen romano, surgieron nuevas ciudades con fines comerciales. Se fundaron en lugares estratégicos como puentes, rutas de peregrinación, pasos alpinos, o rutas comerciales, y fueron ciudades donde se establecieron artesanos y mercaderes.

Por último, nacieron también ciudades feudales, a partir de aldeas junto a castillos o monasterios, que conforme fueron creciendo, fueron rodeadas con murallas y convertidas en burgos.

2. — El comercio y la artesanía

ARTESANO Y GREMIOS

Antes, en las aldeas todas las familias trabajaban las tierras del feudo, criaban animales, y además se fabricaban todo aquello que necesitaban, como podían ser zapatos, vestidos, utensilios de cocina, o herramientas para el trabajo. Es decir, todos hacían de todo, los hombres araban el campo, pastoreaban ganado, elaboraban herramientas, y las mujeres daban de comer a los animales, se encargaban de las tareas domésticas, producían la ropa, el calzado. Naturalmente esto iba ligado a la idea de autosuficiencia en la que uno producía para sí mismo, para el consumo propio.

A partir del siglo XI, con el aumento de la producción agrícola, el crecimiento de la población y el renacer de las ciudades, el trabajo quedó dividido en dos sectores. En primer lugar, la población que permaneció en el campo conservó la forma de vida feudal y las tareas agrarias. Los que se quedaron sin tierras ni espacio en el campo, migraron a las ciudades y desarrollaron el comercio y la artesanía como alternativa a la agricultura y ganadería.

La vida urbana fomentó mucho el trabajo artesanal, y en seguida surgió una nueva forma de entender el trabajo. El oficio de artesano pasó de ser algo individual a un trabajo en equipo. Nacieron los gremios, asociaciones de artesanos de un mismo oficio que se comprometían a seguir unas normas comunes a todos ellos. Los gremios favorecían la cooperación y la ayuda entre artesanos, y la transmisión y enseñanza del oficio a nuevos aprendices artesanos.

Los gremios establecían los precios de los productos, la cantidad máxima producible, y las horas y días de trabajo. Con esto se quería evitar la competencia entre los artesanos del gremio, pues consiguiendo que todos vendiesen al mismo precio y que no elaborasen mayor cantidad de productos, evitaban trifulcas en los mercados y ferias y conseguían que no existiesen grandes diferencias económicas entre los artesanos del gremio. Además, el gremio proporcionaba las materias primas a cada taller, era el encargado de dar permiso para abrir nuevos talleres, y de pasar el control de calidad a los productos elaborados en cada taller.

Dentro del gremio, los artesanos hacían una especie de cursus honorum, similar a aquel que llevaban a cabo los magistrados romanos para subir peldaños dentro de la administración de Roma. Debían comenzar desde abajo, como aprendices. Estos solían ser niños, y firmaban un contrato con el maestro artesano dueño del taller por el cual trabajarían a cambio de alimento, alojamiento y la enseñanza del oficio. Tras varios años de aprendizaje del oficio, el aprendiz estaba preparado para subir a rango de oficial. Entonces se examinaba, y en caso de pasar dicha prueba, se convertiría en oficial. Los oficiales trabajaban a cambio de un sueldo de artesano, normalmente tenían su propia familia y vivienda, pero no podían abrir su propio taller hasta convertirse en maestros artesanos. Pero tenían que ganarse tal honor, tenían que demostrar su maestría elaborando una pieza digna, una obra maestra. Entonces, si el gremio lo aprobaba como tal, el oficial pasaba a ser maestro, y podía abrir su propio taller, comprar sus propias herramientas, tener sus propios empleados, y vender productos con su firma.

El taller de un artesano, era casa, taller y tienda a la vez. Allí vivían el maestro, los aprendices, y en muchas ocasiones los oficiales. En la planta baja estaba la tienda y el taller, y todos los talleres del mismo oficio solían estar en la misma calle.

Vivienda de un artesano medieval con su taller y su tienda

Modelo de una casa-taller-tienda de un artesano medieval

MERCADOS, FERIAS Y RUTAS COMERCIALES

Antes del siglo XI, el comercio era escaso, muy poco importante y de distancias cortas. Hacia el siglo XI, el comercio se recuperó porque la producción agrícola y el dinero disponible aumentaron. El dinero aumentó gracias a que se descubrieron minas de oro en el centro de Europa, y también gracias el oro que llegaba de África. Ahora, los caminos eran más seguros, entonces se recuperaron las rutas comerciales terrestres.

Las ciudades solían tener un pequeño mercado semanal en el que se intercambiaban los productos del campo y los artesanales. También había una feria una vez al año. Estas eran grandes mercados que duraban una o dos semanas, a los que acudían personas de muchas partes de Europa. Muchas de las ferias eran organizadas por los reyes, quienes garantizaban seguridad en los caminos y en la propia feria a cambio de que los mercaderes pagasen un impuesto especial.

Además de las ferias solía haber una lonja en cada ciudad. Esto era un edificio pensado para los negocios. También aparecieron nuevas técnicas y estrategias. Una de ellas era la del oficio de los cambistas, que eran personas que cambiaban las monedas de los distintos reinos. También aparecieron las letras de cambio, que eran pagarés, cheques que te permitían no llevar siempre dinero encima y así si te atracaban no te robaban nada. Al mismo tiempo surgieron las casas comerciales que eran asociaciones mercantiles que se dedicaban al comercio internacional.

Con el tiempo, el comercio marítimo adquirió más importancia que el terrestre. Las dos rutas comerciales por mar más importantes hacia los siglos XIII y XV eran:

- Ruta del Mediterráneo. Era una ruta muy larga que unía el mundo cristiano con el mundo musulmán. Las cruzadas permitieron la entrada de barcos comerciantes a Tierra Santa y a oriente. Los protagonistas cristianos de esta ruta eran las ciudades de Venecia, Génova, Pisa, Marsella y Barcelona. Los productos que más se compraban a los musulmanes y a los bizantinos eran tejidos lujosos, perfumes y especias, y lo que más se vendía eran tejidos de lana, alimentos, armas y herramientas.

- Ruta de la Hansa. Esta ruta cruzaba el mar Báltico, el mar del Norte y el Atlántico. Se llamaba así porque estaba controlada por la Hansa, una asociación de ciudades nórdicas que se encargaba de controlar el comercio fluvial, el marítimo y el terrestre de esa zona. Se comerciaba con lana de Castilla y de Inglaterra, con vino francés y con hierro, pieles, trigo y madera traídos del Báltico.

Gracias a estas rutas aparecieron dos grandes centros económicos que eran el Norte de Italia (Milán, Génova, Venecia, Pisa y Florencia) y Flandes (Brujas, Gante, Ipres y Amberes). Estos dos centros se convirtieron en ciudades muy importantes políticamente y culturalmente, porque eran puntos de intercambio de culturas, ideas, conocimientos, arte etc. En estas zonas surgió una nueva forma de vida, la burguesía.

Rutas comerciales europeas hacia el siglo XIII

3. — La vida en las ciudades

LA SOCIEDAD, LOS BURGUESES

- Nobles. Hasta el siglo XI, no había nobles en las ciudades, pero ahora se trasladarían para intentar controlarlas.

- Clero. En las ciudades estaban los sacerdotes y a veces obispos al cargo de las parroquias y los frailes en los conventos.

- Campesinado. Era muy escaso, y el que hubiese dependía de la prosperidad comercial y económica de la ciudad.

- Burguesía. Este grupo surgió en las ciudades. Los burgueses eran los artesanos y comerciantes. Eran libres, no dependían de nadie. La mayoría de ellos eran antiguos campesinos que se habían ido de su feudo con o sin permiso para dedicarse a la artesanía en la ciudad. Dentro de ellos estaba la alta burguesía, que eran los más ricos, los banqueros y los grandes comerciantes. También estaba la media y la baja burguesía que estaba formada por los comerciantes modestos, casi todos los maestros artesanos, los componentes de los gremios, los transportistas y los criados de los nobles. Eran pobres o humildes.

Banquero de la prestigiosa familia de los Medicis

- Judíos. Tenían prohibidos algunos oficios como cultivar tierras, ejercer cargos políticos y hacer la guerra, por lo que se dedicaron a la medicina, a la joyería, y a los préstamos. Vivían en barrios separados, las juderías. Como había gente que les quería echar, el rey les protegía y pagaban un impuesto.

- Mendigos y enfermos. Vivían de la limosna y a veces eran atendidos por las cofradías.

Pirámide social durante la Baja Edad Media

EL GOBIERNO EN LAS CIUDADES

Al principio las pequeñas ciudades dependían de los señores feudales o del rey, pero conforme fueron creciendo económica y demográficamente, fueron consiguiendo privilegios especiales comprando su libertad, y entonces los reyes les concedieron fueros. Estos eran unas leyes por las que los ciudadanos se hacían libres. Además de los fueros, consiguieron cartas de población, que servían para que la gente poblase las ciudades. La ciudad les prometía una casa, unas tierras gratis o el privilegio de no pagar impuestos durante algún tiempo. Así se repoblaron las ciudades.

- Las ciudades pertenecían al rey.

- Uno de los privilegios que tenían las ciudades era el del autogobierno, con un alcalde y unos concejeros elegidos por el patriciado urbano.

- El patriciado urbano era el conjunto de nobles, eclesiásticos y altos burgueses que controlaban la ciudad.

- Al principio las ciudades se gobernaban por la comuna, la asamblea de los ciudadanos, pero con el tiempo, se creó un consejo. Era como una aristocracia.

- Los miembros de ese consejo eran los magistrados. Estos hacían las leyes, las aplicaban, administraban justicia, recaudaban impuestos y hacían cumplir las leyes.

¿CÓMO ERA UNA CIUDAD?

Las ciudades no solían ser muy grandes, sólo unas pocas como París tenían más de cien mil habitantes, y la mayoría tenía menos de cincuenta mil.

El aspecto general de una ciudad medieval era estrecho, desordenado y laberíntico. Este patrón se repetía en todas:

- Estaban completamente amuralladas, y en éstas estaban las puertas, desde donde se controlaba quien entraba y salía de la ciudad.

- Tenían plazas en las que se celebraban los mercados semanales, y algunas ceremonias y eran el centro de vida urbana. Siempre había una o dos principales.

- En muchas ciudades a parte de las parroquias había catedrales dirigidas por el obispo.

- Había un ayuntamiento, que era donde se reunía la comuna y luego el patriciado urbano.

- En las ciudades había palacios de nobles ricos o de la alta burguesía.

- Había hospitales y hospicios fundados por cofradías u órdenes religiosas.

- Siempre había una lonja, lugar donde se hablaba de negocios.

- Los barrios y las calles estaban repartidas por oficios (Calle de Cuchilleros, Calle de Zapateros…).

- Las juderías normalmente estaban cerca del castillo para buscar la protección del señor.

- A partir del siglo XIII se empezaron a construir universidades.

Una ciudad medieval

Dibujo de una ciudad medieval

Dibujo de una ciudad medieval

Dibujo de una ciudad medieval

Dibujo de una ciudad medieval

Dibujo de una ciudad medieval

Dibujo de Tortosa, una ciudad medieval

4. — La recuperación del poder del rey

Durante el feudalismo, el poder del rey era sólo teórico, porque en la práctica, el poder los tenían los reyes. A partir del siglo XI, los reyes buscaron el apoyo de la burguesía, porque no podían mantener su autoridad. Por esto, aprovecharon la recuperación económica y la aparición de la burguesía. Esto lo hicieron con las cartas de privilegios, los fueros. Muchas ciudades dependían de un señor feudal, que las gobernaba, pero como las ciudades querían deshacerse de ese vasallaje, compraron su libertad con estos fueros. Los burgueses querían ser libres para poder comerciar como quisiesen y para gobernarse a sí mismas. De este modo, el rey fue dando fueros a las ciudades y así quitando poder a los señores feudales. Las ciudades consiguieron otros privilegios además del autogobierno. Eran ventajas comerciales, que consistían en poder celebrar un mercado semanal e incluso una feria. A veces, el rey concedía el privilegio a las ciudades de ser la única que pudiese hacer un producto determinado. A cambio de estos fueros, la ciudad se convertía en un vasallo del rey, pero sólo teóricamente, aunque los burgueses siempre apoyarían al rey.

La antigua Curia Regia, se convirtió en las Cortes, permitiendo la participación al patriciado urbano, a la alta burguesía. Cuando el rey necesitaba consejo para aprobar una nueva ley u otro asunto, convocaba a las Cortes. Los burgueses siempre serían aliados del rey.

Funcionamiento de las Cortes medievales

Gracias a todo esto, en los siglos XII y XIII, los reinos feudales se convirtieron en estados sobre los que el rey tenía nuevos recursos para gobernar:

- Ya tenía un ejército permanente que estaba disponible todo el año.

- Ahora tenía a los corregidores que eran como los Missi Dominici de Carlomagno, que representaban su poder en las ciudades establemente.

- Aparecieron los embajadores, que les representaban en otros reinos, y gracias a esto se pudieron establecer buenas relaciones entre reinos.

- Las nuevas instituciones eran las Cortes; la Chancillería, que estaba mejor desarrollada que la cancillería real de antes, y la Tesorería, que administraba las riquezas y los impuestos del reino.

5. — La crisis de la Baja Edad Media

CAUSAS DE LA CRISIS

En la Baja Edad Media, a mediados del siglo XIV, la población se redujo a casi la mitad, y esto se debió a varias cosas:

Las malas cosechas. El clima se enfrió y se hizo más lluvioso, y las tierras eran de mala calidad. Esto era porque cuando la población aumentó, se cultivó en bosques talados, en pantanos desecados, que eran malos terrenos. Así llegaron hambrunas y la mortalidad ascendió.

Las guerras. Había guerras feudales y entre reinos, como la Guerra de los Cien Años. Por esto hubo más inseguridad, más bandidos, y el comercio se redujo. También se destruyeron muchas tierras y aldeas.

La Peste Negra. Esta peste se originó en China, y a través de un barco mercante procedente del Mar Negro, llegaron en su bodega unas ratas negras que estaban infectadas. En tan sólo dos años 1348 – 1350, mató a más de dos tercios de la población europea. La duró hasta el siglo XVIII, y cada cinco años había un resurgimiento de la peste y mataba a mucha gente.

Expansión de la Peste Negra por Europa.

CONSECUENCIAS DE LA CRISIS

La crisis, originó una serie de consecuencias:

Revueltas campesinas. Los campesinos se rebelaron contra los señores feudales porque estos pidieron más impuestos para compensar las cosechas no obtenidas, y porque endurecieron el trato y la vida de los siervos.

Revueltas urbanas. Las ciudades fueron las más afectadas por la peste, y entonces la producción artesanal y el comercio disminuyeron, y hubo mucha miseria. Como la alta burguesía seguía viviendo bien, se rebelaron contra el patriciado urbano.

Revuelta urbana durante la crisis de la Baja Edad Media

Hubo más bandidismo. En los tiempos de paz que había entre las guerras, muchos soldados o personas pobres, se dedicaban a robar y a asaltar a la gente en los caminos y aldeas sembrando inseguridad en los caminos, por lo que el comercio perdió fluidez.

Todas estas revueltas fueron sofocadas por los soldados del rey muy violentamente, dando lugar a muchas masacres.

About these ads

14 comentarios to “Tema 4 – La Baja Edad Media”

  1. María E said

    EXCELENTE ARTÍCULO, FELICITACIONES.

  2. Daniel said

    Excelente material, te FELICITO

  3. Guillermina Saavedra Palma said

    Es un excelente articulo de divulgación con buen equilibrio entre texto e imagenes. Me gusto mucho y deseo saber si el autor tiene sore otros temas? Solo un comentario: en la piramide de poder medieval hasta abao aparecen los artesanos y burgueses en al mismo nivel horizonal que los campesinos, pero…resulta que n la práctica los burgueses estaan por encima de lso campesinosya que los burgueses era llamados Los Notables ya que ejercían representación de su ciudad ante el rey y loscampesinos carecían de toda representación. Los burgueses van a ser la fuerza historicamente ascendente y que permitira que el rey reine y goierne. Seran los nuevoa aliados reales permitiendo que el poder del rey lIMITE las aspiracines de nobles y eclesiasticos.

    • Buenas Guillermina, ante todo muchas gracias. Claro que tengo más artículos, sólo has de buscar en la página bajo la categoría que te interese, pero en estos momentos la web se halla un poco descuidada, por lo que la mayoría de publicaciones están a medias o con errores de formato y edición.
      En cuanto al comentario que haces, es cierto lo que dices, es sólo una manera distinta de representar la pirámide. Cuando la hice (hace varios años ya) no pensé en ello, simplemente los puse al mismo nivel bajo la etiqueta de “no privilegiados”. Pero también es cierto que hacia el siglo XII-XIII, que es cuando empezó a surgir esta nueva clase social -siempre dentro del estamento del pueblo llano-, la burguesía era muy reducida y todavía no tenía el poder que posteriormente llegó a adquirir. No sé si me explico.
      Gracias de nuevo!

  4. Vicente Reyes said

    Excelente articulo, aunque quede con una duda¿la alta burguesia pertence al patriciado urbano? ya que en una parte di que si y mas abajo dice que la alta burguesia se revelo contra el patriciado

  5. Armando Bustillos said

    Muy bueno el material que tiene preparado, muchas felicitaciones y ojala siga preparando mas temas

  6. Corona de Aragón said

    ¿Área comercial catalana?.
    Vergonzosa manera de manipular la historia.

    • Muy buenas Corona de Aragón. En primer lugar, gracias por molestarte en leer el artículo completo y en manifestar tu opinión.
      En segundo lugar, debes saber que este artículo lo elaboré en 3º de la ESO y que últimamente he tenido muy poco tiempo para dedicar al blog. Estoy terminando 2º de Bachillerato, pero con suerte el año que viene, estudiando Historia en la universidad, tendré más tiempo para actualizar el blog o incluso renovarlo por completo.
      En tercer lugar, este artículo está dedicado a la Baja Edad Media Europea en general, por lo que, como comprenderás, no me interesaba centrarme en el “área comercial catalana”. En el tema de la Reconquista se habla muy ligeramente del comercio aragonés, aunque muy brevemente. No puedes olvidar que se trata del nivel de un chaval de 14 ó 15 años de 3º de la ESO, que es cuando escríbí estos temas. Si algún día renuevo el blog prepararé cosas mejores.
      Ah, y en ningún momento he pretendido manipular la historia, pues como dijo Santo Tomás, “Quid enim fortius desiderat anima quam veritatem?” (¿Qué desea, pues, el alma más fuertemente que la verdad?).
      Un saludo.

  7. Aunque sea general tu articulo de la Baja Edad media, te agradezco Ignacio porque este ha sido ese pasabocas que te deja con hambre :)

  8. Un buen trabajo sobre la Edad Media, impresionante

  9. Johnc629 said

    Thanks for another wonderful article. Where else could anybody get that kind of information in such an ideal way of writing? I have a presentation next week, and I’m on the look for such information. edfebdafdfak

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
España mi natura; Italia mi ventura; Flandes mi sepultura

Hombres de valor innato, forjaron con sangre y fuego, glorioso Imperio Hispano, como linde el orbe entero.

"Dicen que no encajo en este mundo. Francamente, considero esos comentarios un halago. ¿Quién diablos quiere encajar en estos tiempos?" (Billy Wilder)

Acisum y Enic

Nuestra visión de la música y el cine.

Manifiesto Economista

Nos interesa la actualidad económica

SENDEROS DE LA HISTORIA

Un Blog para los amantes de la historia

savonarolamiscelanea

un blog heterogéneo desde A COSTA DA MORTE en GALICIA, ESPAÑA

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 426 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: